Y la política fiscal al rescate ¿O no?

El problema de querer crecer hacia afuera parece agravarse. En todo caso, el aumentar las exportaciones -suponiendo que haya demanda externa suficiente- puede no  crear condiciones de crecimiento económico sostenido i.e, las importaciones pueden ser mayores. Bajo este contexto, el papel del Gasto deficitario se vuelve preponderante. La inoperatividad de la política monetaria, la ausencia de política cambiaria, etc. representan problemas muy graves para una economía con alta deuda del sector privado y con problemas de competitividad y productividad. 

Ante estos problemas aparece el papel de la política fiscal y del gasto público deficitario encaminado a reestructurar los sectores productivos de cada economía. Por este motivo, sorprenden las acciones tomadas en algunos países europeos de recorte de gastos y de  buscar finanzas públicas “sanas” (buscando aumentar el nivel de recaudación tributaria en un contexto de recesión económica). Hoy en día, los ajustes “necesarios” -necesarios en boca de aquellos que “gobiernan para la sociedad”- parecen demasiado costosos: solo observe las altas tasas de desempleo e insolvencia en España, Grecia, etc. 

El papel de la política fiscal retoma el lugar que no debió haber perdido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s