Josefina en el Primer Debate

Con un formato muy rígido, cuyo tiempo por cada participación resultó escaso, los candidatos se presentaron en el primer debate organizado por el IFE, un debate que mostró las estrategias de posicionamiento de cada equipo de campaña.

Josefina Vázquez Mota se presentó como la “Candidata Diferente”, diferente porque, según ella, no pertenece a algún grupo de poder, porque tiene la sensibilidad de la mujer para sentir de mejor forma las preocupaciones de la sociedad y porque es honesta y dice la “verdad”, subrayo, según lo dicho por ella misma.

Al inicio del debate, Vázquez Mota mostró un mensaje preparado, como si estuviera en uno de sus spots de campaña, habló de fortalecer la competencia, de abrir la economía para que las “bondades del mercado” se encarguen del bienestar de la sociedad, apoyó la actual gestión económica basada en la estabilidad macroeconómica, sin mencionar el nulo crecimiento y desarrollo que se ha mantenido en los últimos diez años, en materia de Educación se enfocó en proponer la creación de becas para niños talento, dejando a un lado el fortalecimiento de la educación pública de calidad, no cuestionó (como tampoco nadie lo hizo) el papel que juega el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en el rechazo a la evaluación magisterial, en Seguridad pugnó por la creación de una Policía Nacional con Disciplina Militar, pero no dijo cómo estructurarla, como tampoco mencionó si eliminará la participación del Ejército en las tareas de la seguridad pública.

Si bien es cierto, Josefina inició el cuestionamiento hacia Peña Nieto sobre la falta de verdad en sus acciones, lo increpó sobre el tema de la muerte de la niña Paulette y resaltó la falta de transparencia en el gobierno que encabezó en el Estado de México, basándose en indicadores de competitividad, combate a la pobreza y seguridad pública, no logró generar la atención deseada.

Gran parte del debate se concentró en los cuestionamientos hacia Enrique Peña Nieto (estrategia lógica, al ser éste el puntero en la contienda) tanto por Josefina Vázquez Mota como por Andrés Manuel López Obrador, pero fue éste último el que logró conducir el debate hacia una pelea de sólo dos.

Vázquez Mota inició fuerte, cuestionando, pero conforme avanzó el debate se perdió con sus mensajes armados y previamente estructurados, no propuso algo fuera de lo ordinario, no se mostró como la alternativa factible ante la candidatura de Peña Nieto, dejó que la discusión se enfocara entre Peña y AMLO y sus ataques no causaron mella, ni mucho menos encabezó la oposición al puntero en las encuestas.

El formato del debate no permitió observar una confrontación de ideas y mucho menos de propuestas, pero esto los candidatos ya lo sabían, por ello, bajo estas condiciones la estrategia de Josefina debió ser más contundente, quizás hasta más agresiva. Su equipo y ella misma, no han entendido que el tiempo juega en su contra y que la diferencia entre Peña y su candidatura es de cerca de 20 puntos (encuesta GEA-ISA Milenio mayo 6), pero lo más preocupante para Josefina es que AMLO ha repuntado de manera significativa, ubicándose prácticamente en empate técnico con la panista.

Si no existe un cambio rápido y contundente en la proyección de Vázquez Mota hacia el electorado, en los días siguientes no sólo seguirá sufriendo, sino que veremos una caída mayor en las tendencias, reafirmando la postura de ubicar una posible contienda entre sólo dos candidatos: Peña y AMLO.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s