Quadri, ganador del debate presidencial “¿contamos contigo?”

A pesar de no coincidir ni compartir casi ninguna de las propuestas planteadas por Gabriel Quadri en la noche del domingo, creemos que fue el ganador del debate o por lo menos el que mejor salió parado del acartonado encuentro organizado por el IFE.  Quadri fue la revelación del encuentro por dos razones: su propia actuación y por la pobre  participación de los demás candidatos y candidata.

Su estrategia o, si se quiere, su “caballito de batalla” se apoyó en presentarse como “ciudadano” diferenciándose de “ellos, los políticos” y entendiéndose a si mismo como uno más. Entendemos que este discurso es una  forma de desprestigiar la política y fomentar el descreimiento en ella. Resulta interesante preguntarse ¿quiénes fueron los interlocutores de Quadri? Es decir ¿a quienes les dirigió su discurso?

Analicemos brevemente dos de sus propuestas:

En el subtema: Prevención y reinserción, Quadri, al igual que el resto de los candidatos, contestó a la pregunta ¿Qué reformas propondría para transformar el sistema penitenciario del país? Quadri sostuvo que es necesario reorganizar la prisión, siendo una forma adecuada para lograrlo su privatización. A esta altura, no nos quedan dudas que el candidato de la Nueva Alianza no quiere dejar títere sin privatizar.

No es objetivo aquí realizar un análisis del sentido y propósito de las prisiones en las sociedades modernas, para eso podemos leer al genio brillante de Michel Foucault. Pero partiendo de la premisa que el sistema penal fue construido históricamente para legitimar un orden social creado por un pequeño grupo dominante, podemos echar luz a las consecuencias de la propuesta de Quadri en relación con las prisiones.

Wacquant, un estudioso del sistema penal, identifica algunos efectos de la privatización del aparato carcelario. Por un lado, las prisiones se convierten en grandes proveedoras de mano de obra barata para el suministro de servicios y personal a las empresas, promoviendo así el desarrollo del trabajo asalariado de miseria y de la economía informal. Además, el encarcelamiento masivo disminuye la tasa de desempleo, porque ésta no tiene en cuenta a los presos. Reflexionando sobre estas ideas, nos queda claro que la privatización carcelaria no debe ser parte de la propuesta política del próximo presidente de México.

Privatización PEMEX:  un componente clave de la agenda política de Quadri es la privatización de los pocos activos productivos que todavía están en poder del Estado.  Entre estos, el más importante lo constituye la paraestatal petrolera PEMEX. La propuesta del candidato es clara, consistente y carente de sentido: privatizarla. ¿Por qué?¿Para qué? Según los dichos del candidato para convertir a México en una potencia petrolera. México ya es una potencia mundial en el sector energético, lo que se tiene que hacer en realidad es detener la exportación de petróleo crudo y la importación de gasolinas, para comenzar la inversión en nuevas refinerías para procesar la materia prima. De esta forma se podría frenar la dependencia energética que crea la importancia de combustibles.  Un aspecto interesante de Quadri es que plantea que se deben acabar los subsidios a la gasolina. Estamos de acuerdo, sólo el 30% de los mexicanos cuenta con autos, por eso ese gasto es regresivo. Sin embargo, aclaramos que se debe mantener el subsidio a combustibles al transporte público, sino la quita de subsidios no tendría un resultado positivo para los más pobres. Es decir, adherimos a la propuesta de Andrés Manuel la cual no ha mencionado durante el debate.

Desde nuestra perspectiva llama la atención que el debate lo haya ganado un candidato porque expuso mejor sus ideas y no por el contenido de las mismas. Sabemos que las reformas que plantea Quadri implican una agudización de las pésimas condiciones económicas en las que se encuentra el país ya que ninguna nación ha salido adelante a través de la liberalización de su economía. El caso de Chile es paradigmático y, si bien es liberal en muchos sectores, el Estado nunca se ha desprendido de su principal producto de exportación: el cobre; en cambio Quadri (y el PRI) quieren privatizar el petróleo, un sinsentido.

En términos generales destacamos que los candidatos se mostraron totalmente ajenos a la realidad del país. Cualquiera podría pensar que ese debate se estaba dando en un país como Suiza o Noruega, donde el centro de la discusión esta en el acceso internet como derecho humano; y no en los ya más de sesenta mil muertos por la guerra contra el narcotráfico, los periodistas asesinados en Veracruz y los recientes hechos de Iztapalapa entre muchos otros.

Finalmente; Quadri habrá ganado el debate, pero no debemos olvidar que estuvo en ese atril sólo por estar apoyado por lo peor de la política mexicana: Elba Ester “la maestra” Gordillo. Y respondiendo a la pregunta del título: No cuentes con nosotros, ¿cuentan contigo?

S. Capraro

L. Toledo

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s