Estancamiento (des)estabilizador: ¿la continuación?

En semanas recientes –con el cambio de gobierno- se han señalado una serie de puntos sobre distintos temas (seguridad, transparencia, economía, etc.) que permitirían cambiar la actual situación del país.  Aquí nos concentraremos en un punto específico que tiene que ver con el de la economía, más concretamente nos interesa hablar del crecimiento económico.

Primero, es importante señalar que el ritmo de crecimiento ha ido a la baja desde los años 1980 -conocido como el periodo de reformas. Luego se paso a privilegiar la llamada estabilidad macroeconómica  (baja inflación, déficit fiscal pequeño o cero) , que han mostrado no ser suficientes para alcanzar un mayor dinamismo económico. Debemos tener en cuenta que al combate a la inflación parece haber sido exitoso, mientras que el déficit del gobierno es cercano a cero; sin embargo, en términos de crecimiento se ha tendido al estancamiento. La siguiente gráfica muestra que la tasa de crecimiento de los últimos 4 sexenios han ido a la baja. Las explicaciones son diversas, aquí solo señalaremos cómo ha sido la evolución de este indicador.

crec sexenal

Como puede verse, los últimos dos sexenios (panistas) han mostrado un menor dinamismo (2.15% con Fox y 1.86% con Calderón) y esto ha impactado de manera negativa a la generación de empleo formal y en las condiciones de vida para la mayoría de los habitantes de este país. Esta dinámica mediocre ha llevado a distintos actores a señalar la necesidad de aumentar el crecimiento de la economía mexicana, y el actual gobierno ha presentado (junto con el PAN y el PRD) el documento “Pacto por México” . En este documento se señala que la economía debe crecer por encima del 5%. Pero ¿cuál es la explicación que se da dentro del documento del reciente crecimiento mediocre? Según el documento presentado, la respuesta está en que no existe competencia en distintos sectores de la economía: telecomunicaciones, transporte, energía, servicios financieros. De ahí que la respuesta se centre en aumentar la competencia en estos sectores y con esto disminuir los precios de los distintos servicios que de estos se deriven.

Esta percepción es controvertida, ya que como hemos señalado  (ver este aquí), esta explicación deja de lado el papel de la política macroeconómica (política fiscal, monetaria y cambiaria) como instrumentos que estimulen el crecimiento y se centra exclusivamente en políticas microeconómicas.

Sin duda, es indispensable alcanzar tasas de crecimiento mayores, con las que se puedan generar mayores niveles de empleo formal y mejores condiciones de vida. En otro momento discutiremos algunas de las ideas que creemos permitirían alcanzar un mayor crecimiento. Ahora podemos adelantar que la tarea de crecer al 5% -de forma sostenida- no parece ser  fácil y la “receta” de mayor competencia -aunque necesaria- no es suficiente para alcanzar este objetivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s