Autor: Davemt

Debate sobre la economía mexicana

El día de hoy traemos un par de recomendaciones de libros que surgen de la colaboración entre la UNAM y el COLMEX, dando como resultado el Seminario Grandes Problemas de México. (más…)

Anuncios

(RE)DESCUBRIENDO A KALECKI.

En días pasados, Paul Krugman en su blog se refería al papel político que involucra el pleno empleo, poniendo énfasis en el trabajo del célebre economista polaco Michal Kalecki. En el post, Krugman destaca el papel que han desempeñado los empresarios para oponerse al uso de herramientas del gobierno –el gasto público- que permitan disminuir el desempleo. Sin embargo, la referencia de Krugman al trabajo de Kalecki no es del todo extensa y deja fuera algunos puntos que, en este post, consideramos relevantes. Pongamos estos puntos que se omiten en el artículo del primero sobre el trabajo del economista polaco. (más…)

La reducción de la tasa de interés por Banco de México

La semana que termina se dio una reducción de la tasa de interés de referencia del Banco de México. La disminución de 4,5% a 4% se enmarca en una discusión que ha tenido constantes argumentos a favor y en contra de lo que puede y debe hacer un banco central. Por un lado se encuentran aquellos que sostienen que el banco central debe buscar exclusivamente la disminución de la inflación ya que se piensa que esto es la principal tarea del banco para promover un contexto favorable para el crecimiento económico. Por el otro lado, están quienes sostienen que el banco central debe tener (al menos) un objetivo para el crecimiento económico, esto de una manera más activa que solo contener los problemas inflacionarios.

En este caso nos limitamos a señalar (sin entrar a la discusión de fondo) que los problemas económicos nacionales e internacionales parecen dar buenas razones para disminuir la tasa. (más…)

Estancamiento (des)estabilizador: ¿la continuación?

En semanas recientes –con el cambio de gobierno- se han señalado una serie de puntos sobre distintos temas (seguridad, transparencia, economía, etc.) que permitirían cambiar la actual situación del país.  Aquí nos concentraremos en un punto específico que tiene que ver con el de la economía, más concretamente nos interesa hablar del crecimiento económico.

Primero, es importante señalar que el ritmo de crecimiento ha ido a la baja desde los años 1980 -conocido como el periodo de reformas. Luego se paso a privilegiar la llamada estabilidad macroeconómica  (baja inflación, déficit fiscal pequeño o cero) , que han mostrado no ser suficientes para alcanzar un mayor dinamismo económico. Debemos tener en cuenta que al combate a la inflación parece haber sido exitoso, mientras que el déficit del gobierno es cercano a cero; sin embargo, en términos de crecimiento se ha tendido al estancamiento. La siguiente gráfica muestra que la tasa de crecimiento de los últimos 4 sexenios han ido a la baja. Las explicaciones son diversas, aquí solo señalaremos cómo ha sido la evolución de este indicador.

crec sexenal

(más…)

Nuevo gobierno y reformas estructurales, ¿hay un nuevo debate?

Una de las discusiones puestas sobre la mesa en temas de economía que se abordará y se ha abordado en los últimos 3 sexenios –y un poco más- tiene que ver con el papel de las reformas estructurales. La idea principal sobre las reformas descansa en que éstas deben corregir fallas del mercado que son consecuencia de reformas incompletas, y promover nuevas reformas –véase por ejemplo el papel de la competencia en sectores como el de telecomunicaciones, en el primer caso, y de la reforma laboral y/o energética en el segundo.

No sorprende que el discurso de la falta de reformas sea la base para explicar el deterioro de la competitividad de la economía mexicana, ya que esta falta de competitividad explique el lento crecimiento de la economía mexicana (medido en PIB per Cápita, 1% promedio anual de 1983-2008). Es decir, se ha tendido a generalizar la idea de que la economía no es competitiva porque las reformas comenzadas en los años 80 han sido incompletas y a esto se agrega que aun faltan reformas que hagan los mercados más eficientes (por ejemplo el del trabajo).

Con mayor eficiencia de los mercados, suponemos, la senda de crecimiento alto y sostenido tendería a generalizarse, mejorando los niveles de vida de la población (mayor competitividad garantiza mayor inversión y esta mayor inversión garantizaría mayor empleo). Esta visión supone, por lo tanto, que la causalidad va de una baja productividad –consecuencia de la falta de reformas- a una baja competitividad y, por lo tanto, a una menor tasa de crecimiento de la economía, i.e. son las fallas de mercado –derivadas de mecanismos que interfieren con estos- los que explican el por qué la economía se ha estancado. La respuesta, desde esta perspectiva, es hacer nuevas reformas –laboral, energética, fiscal, etc.

Sin embargo, se ha olvidado la importancia que tiene el manejo de la política económica. En este caso nos encontramos con el manejo de variables como el tipo de cambio (evitar que este se sobrevalue), el incremento de la inversión pública y la promoción de una estrategia de industrialización que se vincule con políticas de financiamiento con el fin de aumentar la inversión productiva. La idea básica que descansa en esta postura es que la acumulación de capital –olvidada en el enfoque de las reformas- es un elemento indispensable para poder generar crecimiento económico. Y contrario a lo que supone la visión de las reformas, la baja tasa de acumulación de capital es la que explica el deterioro de la productividad en la economía y esta el bajo crecimiento.

Sin duda, el debate será muy intenso y es importante observar el rumbo que toman las decisiones de política económica, pues afectarán la senda de crecimiento y desarrollo de la economía mexicana y –más importante- el porvenir de las próximas generaciones.

 

David Maldonado